Ante la falta de vacuna contra el virus SARS-CoV-2, las mascarillas se han convertido en un artículo indispensable para evitar la propagación del virus.

Estos artefactos suelen estar compuestos por una o varias capas de material textil y en algunos casos se pueden reutilizar -basta con lavarlo con agua y con jabón tras cada uso-  aunque en la mayoría de los casos son desechables.

Si bien muchos han optado por fabricar sus propios cubrebocas, siguiendo con las recomendaciones de higiene, para otros muchos la opción más simple es la mascarilla quirúrgica, que no es reutilizable.

Desde que inició la pandemia, millones de mascarillas han terminado en el mar, como lo evidenció la ONG francesa Opération Mer Propre (Operación Mar Limpio) que frecuentemente recoge desechos de las aguas de la Riviera Francesa, en el sur de Francia.

En diversas operaciones, buzos de la organización han encontrado “desechos covid”– como lo califican- en el fondo del mar.

“Antes de la crisis sanitaria, jamás habíamos encontrado una sola mascarilla en el mar. Ahora las vemos de manera regular. Se trata de un nuevo tipo de contaminación y, si no se hace nada, se puede convertir en un problema mayor” explica Laurent Lombard, cofundador del grupo.

¿Cómo podemos desechar las mascarillas quirúrgicas?

Contenedores cerrados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tirarlas en un contenedor de basura “adecuado” luego de usarlas y no reutilizarlas.

Laurent Lombard, de Opération Mer Proprere, recomienda meterlas en una bolsa de plástico antes de tirarlas en un bote de basura cerrado, para evitar que los animales las abran o que el viento se las lleve a otro lugar, reduciendo así el riesgo de propagación del virus.

Entonces ¿debo reciclarlas o no reciclarlas?

Las mascarillas quirúrgicas están hecha a base de tela no tejida de polipropileno, producido a partir de etileno, el cual es un compuesto químico derivado del petróleo o del gas natural, y puede tardar alrededor de 450 años en descomponerse.

Si eres de las personas que se pregunta con frecuencia si es adecuado ponerlas en un contenedor de desechos reciclables, la respuesta es no.

Las mascarillas expuestas en el contenedor de basura podría poner en riesgo la salud de los recolectores de basura y otros trabajadores de la industria del reciclaje.

Más inversión: menos contaminación

Las empresas de reciclaje no están preparadas para manejar este tipo de artículos, ya que las mascarillas que no están contaminadas son imposibles de reciclar, pues están hechas de múltiples capas y tipos de plásticos que tendrían que ser separados.

George Leonard, director científico del Ocean Conservancy, una ONG que promueve la defensa ambiental con sede en Washington,asegura que en muchos países los sistemas de gestión de residuos no cuentan con suficiente financiamiento y se encuentran sobrecargados.

En conclusión, es necesario que las autoridades aumenten la inversión en esta área y en la salud pública, lo que se traduciría en que los océano estén más limpios y los ecosistemas más sanos.

¿Cómo desechas tus mascarillas?