Los cuadernillos que se hicieron en lengua maya para ayudar a los alumnos de zonas rurales de Quintana Roo durante la pandemia, servirán de ejemplo a nivel nacional.

Sergio Acosta Manzanero, presidente de la Asociación de Padres de Familia en el estado, dijo que el proyecto resultó de gran interés para la SEP, debido a que durante los 16 meses de educación a distancia, muchos niños de comunidades indígenas no han tenido forma de seguir estudiando.

Por lo que se entregó a la secretaria federal de educación, Delfina Gómez, un ejemplo de los cuadernillos que se imprimieron en Quintana Roo.

“Nos hizo saber que lo iban a agarrar de ejemplo para el pueblo Yaqui y otro en Chihuahua, eso nos llena de satisfacción, porque lo que estamos haciendo en el estado sea ejemplo en otras regiones del país”, dijo.

De esta manera, se espera que la dependencia adopte un modelo similar a lo que se hizo en la entidad.

Te puede interesar: Alumnos serán evaluados hasta el regreso presencial a las aulas: SEQ

Disminuyendo la brecha social

Los cuadernillos se implementaron para incluir a estudiantes de comunidades indígenas en la atención a la pandemia.

Y es que la población de estas zonas difícilmente tiene acceso a internet y en su mayoría son maya hablantes, por lo que se necesitó una estrategia diferente.

Estos se realizaron y distribuyeron en colaboración con la Secretaría de Educación del estado, que hizo la traducción.

“Se ha permitido que la sociedad de Padres de Familia se involucre activamente con propuestas y es desde ahí que emitimos los cuadernillos para ayudar a las comunidades, como a las colonias en situación vulnerable”, dijo.

De está manera, se logró imprimir un total de 160 mil cuadernillos, que se entregaron en tres etapas para abarcar el contenido del ciclo escolar.

El propósito fue que cada guía fuera un manual de actividades e instrucciones sobre conocimientos claves a desarrollar.

Sigue leyendo: El peor momento de la educación en México