Para salvar a uno de los insectos más amenazados y escasos de Estados Unidos, científicos de la Universidad de Florida crearon “flores artificiales” a partir de una bebida energética que consumen miles de deportistas en el mundo.

Se trata de la mariposa Cyclargus thomasi bethunebakeri mejor conocida como “Miami blue”, que era una especie común en el sur de Florida en los años 70, pero después su población comenzó a disminuir y se llegó a pensar que se habían extinguido tras el paso del huracán Andrew en 1992.

Jared Daniels, director del centro McGuire para lepidópteros y biodiversidad del Museo de Historia Natural de Florida, explicó que las “flores”  son a base de Gatorade -una bebida isotónica, la cual es usada para hidratar y recuperar carbohidratos entre los deportistas, y ha ayudado a aumentar “la producción de estos insectos en cautividad”.

Impregnan la bebida en los bastoncillos de algodón, las mariposas Miami Blue son atraídas por las “flores” por su color y olor como si fueran rosas, claveles o narcisos.

Las flores de Gatorade disminuyen el “tiempo en el que los científicos tienen que dedicarse a alimentar a las mariposas y proporcionan libertad para que se alimenten cuando tienen hambre. Así se minimiza el estrés y al limitar el contacto con humanos viven durante más tiempo y se reproducen más” señaló Daniels.

Aunque se creía extinta esta especie, científicos encontraron una población remanente de menos de 100 mariposas en Cayos de Florida, y desde ese entonces se han dedicado a salvar la especie para después soltarlas en la naturaleza.