Holbox – Preocupado por la conservación del medio ambiente, Antonio Betancourth Serrano produce biodiesel, utilizando aceite comestible usado, que antes se arrojaba al subsuelo.

De manera rústica, fábrica biodiesel con aceites de cocina ya utilizados en restaurantes y loncherías que antes se vertían en el subsuelo contaminando gravemente el área natural protegida “Yum Balam”.

A base de prueba y error, finalmente logró obtener el biodiesel cuyos estándares y normas cumplen con las exigencias como una fuente de energía alterna al derivado del petróleo.

“Llevo 4 años haciendo pruebas a raíz de que me di cuenta que diariamente más de 300 litros de aceite que provienen de restaurantes y loncherías terminaban en el subsuelo contaminando a la isla de Holbox que forma parte del Area Natural Protegida, pues gracias a todas las pruebas, incluso las de laboratorio y la opinión de expertos ya cumplí con los estándares establecidos por las normas oficiales mexicanas y ya pude comprobar con mi camioneta que si funciona”

En su pequeño taller construido en el patio de su domicilio, Betancourt Serrano dijo que mucha inversión económica tiene aplicado en su equipo rústico por lo que piensa solicitar apoyo para que este proyecto logre su objetivo primordial de contribuir con el medio ambiente.

Explico que el biodiésel (biocombustible) es un líquido que se obtiene a partir de lípidos naturales como aceites vegetales o grasas animales, con o sin uso previo, mediante procesos industriales de esterificación y transesterificación y que se aplica en la preparación de sustitutos totales o parciales del petrodiésel o gasóleo obtenido del petróleo.

“En este caso me dedico a recolectar todo el aceite quemado de los restaurantes y los almaceno con el fin de comenzar con el proceso de fabricación por ejemplo de 100 litros de aceite quemado salen 80 por ciento de biodiesel y 20 por ciento de glicerina que desde luego de aprovecha para otras cosas” explicó

Dijo que seguirá con su proyecto de tal forma que pueda ampliarlo en la zona norte del estado buscando aprovechar los aceites que se generan en Cancun, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum y Cozumel con el fin de librarlos de esos contaminantes y aprovecharlos como biocombustible.

El biodiesel es una fuente de energía limpia, renovable, de calidad y económicamente viable, que además contribuye a la conservación del medio ambiente, por lo que representa una alterativa a los combustibles fósiles