Entre lo alto de los árboles y los edificios del centro de Cancún, se yerguen tres monumentales estructuras, conocidas como “copas de agua”.

O por lo menos este es el nombre que los habitantes de esta joven ciudad les dieron, aunque en realidad son tanques elevados hiperbólicos.

La mayoría de la población desconoce realmente su función, simplemente se han acostumbrado a verlos, ya que son parte del paisaje cancunense.

De acuerdo con el Inventario del Patrimonio Cultural del Centro de Cancún, el proyecto fue desarrollado por Infratur, hoy Fonatur.

El diseño original se atribuye al arquitecto Javier Solórzano y fueron edificadas por la constructora “Los Remedios” durante el periodo 1973-1974.

Te puede interesar: ¿Te imaginas un futuro sin agua?

La primera de las copas se ubica en avenida Uxmal y Chichén Itzá, la segunda sobre está vía y La Costa, mientras que la tercera entre las avenidas Tulum y Labná.

La que está ubicada en avenida Uxmal fue la primera en construirse y sigue conservando su apariencia original.

Esta última además se convirtió en un espacio cultural, ya que su barda perimetral fue la base del mural “Matices del Popol Vuh” de Otoniel Sala.

¿Para qué se construyeron las Copas de Agua?

Su función es el almacenamiento de agua a modo de tanque elevado, con una forma de paraboloide hiperbólico.

En ellas se observa una menor dimensión en la base y una mayor dimensión en la parte superior, semejando una “copa de agua”, de ahí el nombre popular.

Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua) los tanques elevados son aquellos cuya base está por encima del nivel del suelo y se sustentan a partir de una estructura.

Esto se refiere a la estructura integral que consiste en el tanque, la torre y la tubería de alimentación y descarga.

Generalmente son construidos en localidades con topografía plana donde no se dispone de elevaciones naturales con altimetría apropiada.

Creciendo con la ciudad

La ubicación de las copas de agua, también revela un poco de la historia de Cancún y su acelerado crecimiento.

El manual de la Conagua señala que este tipo de estructura se habilita en las orillas de la población, para tener un flujo constante del líquido, por lo que la ubicación actual nos indica cuáles eran los puntos más alejados del destino en 1973.

Sigue leyendo: Murales, el nuevo atractivo turístico de Cancún