Aunque el proyecto aún sigue fraguándose, se estima una inversión total de 4.8 millones de pesos para la construcción de un arrecife artificial; el recurso fue previsto por la SEMARNAT, a través de la sociedad cooperativa Cabo Catoche, misma que se ha dedicado durante varios años a la inversión turística.

¿Cómo funcionan los arrecifes artificiales?

En realidad se montan estructuras de concreto donde naturalmente se formará el coral. Esto ayudará no sólo a la industria turística de la zona, sino también para la pesca local, ya que ambas actividades conviven constantemente, lo que se traduce en el desplazamiento eventual de alguna de las dos.

En total, suman 113 torres de 1.20 metros por cada lado, instaladas a una profundidad de 12 metros, distribuidas en 198 módulos, sobre una superficie de 5 mil 120 metros.