Comunidades a la Península Maya y Ch´ol e integrantes del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX) afirman que la consulta de aprobación del Tren Maya que se llevó a cabo en asambleas informativas y consultivas con representantes de comunidades indígenas, para obtener la aprobación de la comunidad, fue simulada y fraudulenta, por lo que el pasado 6 de enero interpusieron un amparo.

Ante esto el Poder Judicial otorgó la suspensión provisional del proyecto, en lo que se determina su posible suspensión definitiva.

Las comunidades denunciaron que no recibieron información concreta y no se respetó el derecho que tienen a la participación libre, de buena fe y culturalmente adecuada, además de que el proyecto se anunció aprobado en diferentes medios cuando las consultas aún no habían sido realizadas.

Y tú, ¿estás de acuerdo con la construcción del Tren Maya?