En cuatro años, la construcción de hoteles en Quintana Roo ha aumentado desmedidamente, su crecimiento se elevó casi 300% y el número de habitaciones se triplicó.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedutur), la actual administración se ha caracterizado por otorgar permisos para la construcción de centros de hospedaje.

Por lo que durante los últimos cuatro años, se ha observado un incremento desmedido en el número de hoteles y habitaciones en Quintana Roo.

Construcción de hoteles y habitaciones

La avaricia de muchos empresarios hoteles y la falta de consciencia ambiental de la presente administración estatal, ha dado como resultado la construcción de hoteles desmedidamente llevando a un colapso ambiental y de servicios en la zona hotelera de Cancún.

Pese a las denuncias de ambientalistas y autoridades, los proyectos hoteleros como Grand Island, Hotel Riviera Cancún del Grupo Riu y otro combo de centros de hospedaje del Grupo Palace y Hard Rock continúan creciendo sin análisis ambiental previo.

“No hay manera para que se sigan construyendo cuartos de hotel ante la falta de capacidad de las plantas de tratamiento de aguas negras”, advirtió Araceli Domínguez, presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (Gema).

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el Ayuntamiento de Benito Juárez han manifestado su desacuerdo en varias ocasiones con la sobredensificación de cuartos en la zona hotelera de Cancún.

Incluso la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recomendó la demolición de habitaciones para evitar la saturación de cuartos en dicha zona, cuando en esa época había poco más de 30 mil.

Se disparan construcciones en Quintana Roo

La construcción de hoteles y habitaciones incrementó desconsiderablemente durante la actual administración, comparada con los sexenios estatales anteriores.

En 2010, al final de la administración de Feliz González Canto, Quintana Roo tenía 898 hoteles y 81 mil 176 habitaciones.

Para 2016, al final de gobierno de Roberto Borge, en el estado había 942 centros de hospedaje y alrededor de 91 mil habitaciones, lo que significa que durante el sexenio anterior se construyeron 50 hoteles y aumentaron más de 10 mil habitaciones.

En 2020, en lo que va la administración de Carlos Joaquín, Quintana Roo suma 1,168 hoteles y alrededor de 120 mil habitaciones; es decir, se construyeron 191 hoteles y aumentaron casi 30 mil habitaciones en cuatro años.

Lo que significa que la construcción de hoteles y el número de habitaciones se triplicó, comparado con lo que permitió Borge.

¿Qué opinas sobre la construcción de hoteles?

Te recomendamos: LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA IMPULSARÍA EL TURISMO CANNÁBICO EN CANCÚN