Una empresa estadounidense consiguió recaudar 15 millones de dólares para emprender el ambicioso proyecto de traer de vuelta a los mamuts.

Aunque llevan extintos más de 10 mil años, los científicos pretenden crear un híbrido de elefante asiático y este antiguo animal.

Lo que pretenden es reprogramar las células madres de los paquidermos para generar el pelo del mamut, así como sus capas de grasa y otras adaptaciones.

Las muestras de piel de los mamuts serán obtenidas de diferentes restos, como los de “Lyuba”, un bebé mamut encontrado en Siberia en 2007.

Según los planes, el desarrollo de los embriones condicionará si son implantados en una madre sustituta o si se utiliza un útero artificial.

Te puede interesar: Cuatro de cada 10 jóvenes sufren ansiedad por cambio climático

Si todo va acorde a lo planeado, el personal científico que desarrolla el proyecto espera tener su primer par de crías dentro de seis años.

Aunque el cofundador de la compañía, Ben Lamm, aseguró que se trata de un esfuerzo por conservar al elefante asiático, en peligro de extinción.

¿Mamuts para salvar el planeta?

El biólogo George Church explica que los mamuts pueden ayudar a restablecer el equilibrio ecológico.

Ya que el calentamiento global ha generado una liberación acelerada de grandes volúmenes de dióxido de carbono.

En la tundra siberiana actual, la mayor parte es musgo, pero en la época de los mamuts, había pastos.

Los especialistas creen que el mamut sirvió como guardián de este ecosistema, manteniendo los pastos, despejando el musgo y dejando abundantes excrementos que fertilizaron el suelo.

Por lo que si regresaran estos animales, todo esto podría recuperarse y contener las emisiones de dióxido de carbono, argumentan.

De esta manera, la hipótesis de los científicos se basa en la premisa de que el traer de nuevo a la especie podría contribuir al equilibrio del medioambiente.

Sigue leyendo: El Niño y La Niña: Así modifican el clima