Luego de que la iniciativa anti plásticos en Quintana Roo llevaba varios meses en el Congreso sin resolución alguna, fue en el último día de sesiones del periodo ordinario de la XV Legislatura, que se aprobó la Nueva Ley para la Prevención, Gestión Integral y Economía Circular de los Residuos del Estado.

Este gran paso a favor de la ecología, prohibirá en la entidad el uso de popotes, platos, vasos, tasas, copas, charolas, cubiertos, entre otros, así como el unicel, además de promover y asegurar la selección y separación de los residuos y sus subproductos.

Asimismo, se deberán dejar de utilizar bolsas de plástico desechables en tiendas y supermercados, tiendas de autoservicio, de conveniencia, farmacias, restaurantes y similares.