Kantunilkín.- Más de 600 alumnos de 30 comunidades en la zona norte del estado de Quintana Roo son atendidos por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) a fin de disminuir el índice de rezago educativo y permitir que los estudiantes de comunidades se queden sin terminar su educación básica.

Así lo informó el coordinador académico regional del Conafe, Salvador Itzá Chávez, quien señaló que los maestros formales no llegan en las comunidades de difícil acceso en donde no se tiene los servicios básicos como agua potable y energía eléctrica, pero para ello están los líderes comunitarios de esta institución que brindan sus servicios para ayudar a los niños a terminar su educación básica.

Señaló que esta dependencia atiende a los seis municipios de la zona norte del estado siendo un reto para los jóvenes, quienes desde temprana edad dejan a sus familias para enfrentarse al reto de la educación, pero al mismo tiempo aprenden a valorar las necesidades porque en ocasiones no tienen ni para la comida.

Itzá Chávez agregó que, para poder llegar a las comunidades, en muchas de las ocasiones los líderes comunitarios tienen que pedir aventones pero logran tener la satisfacción de conseguir su año de servicio que les permite obtener una beca por tres años para poder continuar sus estudios ya sea de nivel medio superior o su carrera universitaria.