Cozumel.- Pocos comercios han comenzado a levantar sus cortinas al concluir la campaña nacional de sana distancia, pero las ventas siguen estando ausentes por las recomendaciones de las autoridades a los ciudadanos de evitar sitios con aglomeraciones para prevenir el contagio del virus.

En un sondeo realizado entre comerciantes locales las personas coinciden en que tienen miedo al contagio por lo que aún evitan salir de sus casas, aunque los negocios tomen sus medidas sanitarias para ello.

Tal es el caso del negocio denominado “Foto Express”, que en estos primeros días ha recibido de dos a tres clientes en todo el día, por lo que su dueño, José Castillo Domínguez, estima que la recuperación habrá de tardar algunos meses.

“Algunos llaman por teléfono para saber si hay gente y si no, para que puedan acudir con tranquilidad, aunque aquí tenemos desinfectante, gel antibacterial y hacemos la limpieza necesaria en el local”, aseguró el dueño.

Por su parte el dueño del comercio de reparaciones y venta de joyería “María Isabel”, refirió que tuvo que abrir ya que no hay dinero que alcance para estar todo el día encerrado, aunque existe el miedo de que pueda surgir un brote de COVID-19.

Cabe agregar que en redes sociales se ha intensificado la campaña para convocar a los ciudadanos a quedarse en casa, aunque las autoridades sanitarias han emitido sus recomendaciones respecto a los negocios para disminuir los riesgos de proliferación del virus COVID-19.