Felipe Carrillo Puerto.- Habitantes de la alcaldía de Señor levantaron los filtros sanitarios que mantenían en las afueras de la comunidad luego de 37 días completos de guardia permanente para controlar y restringir el acceso de personas foráneas al pueblo como una medida para prevenir la propagación de COVID-19.

El alcalde Eugenio Canté Balam reconoció el trabajo que durante más de un mes realizaron hombres y mujeres que durante día y noche controlaban los accesos de gente y vehículos al poblado, para evitar que foráneos pudieran ser un foco de infección de coronavirus entre los habitantes de la comunidad.

Dijo estar satisfecho con los resultados obtenidos, hasta el momento no se tiene registro de casos sospechosos ni positivos de COVID-19 entre la población maya de Señor ni de comunidades circunvecinas como Chanchen Comandante, Yaxley y Tixcacal Guardia, cuyos accesos conectan directamente con la alcaldía.

“Creemos que ya hemos hecho lo suficiente y lo que estuvo a nuestro alcance, y ahora toca a cada habitante cuidarse y cuidar a su familia”, apuntó.

Finalmente aseguró que se continuarán las jornadas de sensibilización y exhortó a mantenerse en sus casas y salir lo menos posible, aunque destacó que existe gente renuente que insiste en tener intención de viajar de vacaciones o pedir a sus familiares que los visiten provenientes de la zona norte.