Kantunilkin- Ante la falta de servicios básicos, la comunidad de San Luis se asemeja a un pueblo fantasma, luego de que sus habitantes han buscado refugio en poblaciones aledañas, y el camino de solo dos kilómetros y medio se encuentra en pésimas condiciones ,pero ninguna autoridad se ha preocupado en mejorarlo, denunció Anastacio Poot Balam, comisariado ejidal.

La autoridad ejidal comentó que el poblado se fundó en el año 1943, es decir hace más 75 años, con personas que llegaron de diversas comunidades con la esperanza de que con el paso de los años se contara con los servicios básicos, pero en la actualidad poco a poco el pueblo se va abandonando.

Ubicada entre las comunidades de San Román y el Tintal, esta última sobre la carretera libre Cancún-Mérida, su único camino de acceso es un ramal que en temporada de lluvias se inunda, pero ninguna autoridad se ha preocupado en mejorarlo y dotarle de servicios al poblado obligando a los poco más de 40 habitantes salirse para que sus hijos puedan estudiar en comunidades cercanas.

Para poder entrar en la población se requiere de un vehículo de redilas, ya que el camino es muy pedregoso y ya estando en la localidad se puede notar las viviendas totalmente abandonadas, con la tupida maleza mientras que lo que se supone es el parque está en deplorables condiciones.

“Tenemos esperanza que alguna autoridad municipal, estatal o federal sea quien sea, se preocupen en atender nuestra principal necesidad que es el camino para regresar a nuestras viviendas ya que pagamos rentas en comunidades como Ignacio Zaragoza, Tintal o San Román para que nuestros hijos puedan estudiar”, lamentó el comisariado ejidal.