¿Cómo les ha sentado la cuarentena? ¿Han aprendido a utilizar mejor sus recursos? El confinamiento ha aumentado la ansiedad de las personas, tienden a comer más por tener los alimentos a la mano y en otras se opta por pedir comida a domicilio, pero ¿en realidad compramos o comemos únicamente lo que necesitamos?

Las compras innecesarias, el desperdicio de recursos o de alimentos podrían afectarnos a largo plazo, puesto que en lugar de adoptar hábitos que ayuden tanto al medio ambiente como a nosotros; muchas personas están eligiendo prácticas que dañan al planeta.

“Podemos usar este período de cuarentena para evaluar realmente nuestro estilo de vida”, comenta Rei Panaligan, coordinadora del proyecto Libérate del Plástico en Filipinas.

Los invitamos a reflexionar, a valorar y utilizar mejor cada una de las cosas con las que cuentan para pasar la cuarentena. Recuerden que no todas las personas tienen las mismas oportunidades.

Lleva tus bolsas de mandado reutilizables

Ayudas a disminuir la contaminación, además llegando a casa puedes desinfectarlas o lavarlas.

Programa tus comidas antes de comprar tus alimentos

Planear tus comidas te ayuda a comprar lo necesario, resultará más económico y te ahorrarás muchos viajes al supermercado.

Compra frutas y verduras locales

De esta forma te aseguras que todo esté fresco, son saludables y al no estar empaquetados como en los supermercados ayuda al medio ambiente. Además, estarás ayudando a la economía de las personas de la región.

Cocina lo necesario

Tú más que nadie conoce a tu familia y sabe la cantidad de alimentos que cada uno ingiere. Con esto evitarás desperdiciar y sí aún te sobra comida, puedes repetir platillo al otro día.
Como dato extra, las cáscaras o pedazos de frutas o verduras que ya no utilices sirven de composta para las plantas.

No uses servilletas y evita utilizar la menor cantidad de desechables

Si pides comida, dile a la persona que reciba tu orden que no te envié utensilios o servilletas y usa las que tienes en casa.

Evita utilizar el televisor y la computadora

Esto te ayudará a ahorrar mucha energía eléctrica. Si haces home office, después de tu jornada laboral haz ejercicio, lee un libro o pasatiempo de calidad en familia.

No te excedas utilizando el aire acondicionado

Puedes encenderlo para refrescar el área donde estarás y después puedes apágalo o por las noches puedes configura el temporizador para que se apague mientras tú duermes.

Haz tu propio huerto

Esto traerá beneficios a tu economía, ya que no necesitarás comprar tus alimentos y lo mejor de todo es que serán orgánicos.

¿Qué consejos ya siguen?