Muchos podríamos decir que lo mejor de haber estado en cuarentena fue disfrutar a nuestra familia y tener más tiempo para consentir a nuestras mascotas.

El regreso a la “nueva normalidad” puede afectar el comportamiento de nuestras mascotas, cosa que muchas personas que ya han retornado sus centros de trabajo ya habrán notado; y los que no lo han hecho, están sufriendo lentamente porque no quieren volver a dejarlos mientras salen a trabajar.

¿Cómo afecta el fin del confinamiento a nuestras mascotas?

El volver a pasar mucho tiempo solos en casa, sin la compañía de su dueño -quien en todos estos meses aprovechaba cualquier momento para hacerle mimos o acariciarlo- podría desencadenar en ellos ansiedad por separación, frustración, miedo o aburrimiento.

Según Alejandro Sánchez Pacheco, Gerente Técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México, “los principales signos de ansiedad por separación en perros son jadeos constantes, irritabilidad, aumento en las vocalizaciones, cambios en los patrones de alimentación, de sueño y vigilia, destrucción de objetos en el hogar, así como orinar y defecar en lugares donde antes no lo hacían. Mientras que los gatos pueden presentar los mismos signos, además del incremento comportamiento de caza y el aislamiento”.

¿Cómo ayudarlos?

Muy fácil. Puedes realizar ejercicios en los que finjas realizar todo lo que normalmente haces antes de salir y quedarte en la puerta por unos segundos e ir incrementando el tiempo gradualmente hasta lograr salir por varios minutos y recompensarlos por su buen comportamiento.

“Es importante repetir la rutina por días consecutivos y progresivamente aumentar el tiempo fuera de casa, es decir, de unos minutos hasta lograr pasar horas fuera para minimizar las alteraciones en el comportamiento de los perros y gatos. Sugerimos premiarlos cada vez que al realizar este ejercicio se mantengan tranquilos”, recomienda Sánchez Pacheco.

De igual forma se debe permitir a nuestras mascotas tener espacios en los que puedan ver al exterior y observar a las personas, la calle y animales, además de poner a su disposición juguetes que les permitan desarrollar su actividad mental.

Otra cosa muy importante es mantener sus horarios de rutina habitual como la alimentación, paseos y juegos.

En cuanto antes mejor

Si eres de los afortunados que aún trabajan desde casa, te recomendamos comenzar a practicar estos ejercicios en cuanto antes.

El tiempo que le lleve a tu mascota para adaptarse de nuevo a tu ausencia dependerá de diferentes factores o vínculos con tu familia, la mascota y el medio en el que se esté desarrollando.

Todos los miembros de la familia deben realizar las actividades, de esta forma evitarán confundir al integrante de cuatro patas y lo ayudarán a adaptarse fácilmente.

Evita a toda costa los castigos y regaños, ya que sólo empeorarán la situación.

“Con disciplina, paciencia y constancia los resultados tienen mayor probabilidad de ser satisfactorios. En caso de que lleven a cabo estas recomendaciones y sus mascotas no se adapten a la nueva rutina o los signos se agraven, deben consultar a su médico veterinario”, recomienda Sánchez Pacheco.

¿Has notado algún comportamiento extraño en los últimos días? Si es así, pongan manos y patitas a la obra; trabajen estos fáciles ejercicios que mejorarán el comportamiento y te mantendrán menos preocupado mientras estás en el trabajo.

¡Cuéntennos cómo les fue!

 

Te puede interesar: ¿CÓMO PUEDE NUESTRO AMIGO DE CUATRO PATAS AYUDARNOS A ENFRENTAR LA PANDEMIA?