José María Morelos.- El impacto de los programas gubernamentales por apoyar a personas sin empleo ha generado que el campo morelense se vaya quedando sin mano de obra.

Sin embargo, la aplicación de la tecnología mediante máquinas ha hecho que se agilice, así lo declaró el productor de la comunidad de Puerto Arturo, Juan Carlos Meza.

Carlos Meza dijo que, a pesar de que se presentó la escasez de mano de obra, el uso de la tecnología llegó para agilizar tareas en el campo, pues anteriormente era tardado, costoso, y ahora con la máquina es más rápido.

Señaló que anteriormente para cosechar dos hectáreas de calabaza chiua se necesitaba la mano de obra de 40 personas, lo que generaba erogar cerca de tres cuartas partes de su ganancia para pagar a los trabajadores y ahora únicamente se necesitan 4 para cosechar 10 hectáreas.

Apuntó que al principio se pensó que iba a ser un problema grave para el campo el no contar con mano de obra; sin embargo, al parecer fue bueno, puesto que ahora se ha agilizado la producción del campo en parte de la zona maya.