Para aprender cosas nuevas, a veces es necesario fallar.