Controlar el enojo no es algo que todas las personas puedan hacer, a veces es inevitable, pero aquí te dejamos cinco técnicas que puedes intentar.

El enojo es una emoción natural del ser humano y no hay que reprimirlo ni autoflagelarnos por sentirlo.

Sin embargo, hay que buscar las maneras más saludables de lidiar con él, para no dañar ni a los demás ni a nosotros mismos.

Los cinco tips para vencer el enojo

1- Controla tu respiración

Quizás esta sea la cosa más odiosa que te pueden decir en el calor del momento, pero hay un argumento científico para eso.

Ya que está comprobado que cuando nos alteramos hacemos respiraciones más cortas, lo que a su vez afecta nuestros procesos cerebrales.

Te puede interesar: Aprende a sobrellevar el miedo y el enojo de esta #cuarentena

Por eso, respirar profunda y controladamente permite al cuerpo calmarse y disolver el enojo.

2- Expresa tu frustración

Existe un dicho popular que dice que cuando compartes tus problemas, aunque no estés resolviendo nada, te quitas un peso de encima.

La buena noticia es que sí funciona. Platicar sobre lo que te enoja con alguna persona de confianza te ayuda a desahogarte y despejar la mente.

Esto evita que en algún punto de la discusión explotes y el enojo siga incrementando.

3- Recita un mantra

Repetir un mantra o frase que te relaje (tipo “todo va a estar bien” o “calma”), ayuda a que te relajes y salgas de ese estado.

Además, los sonidos repetitivos ayudan a desviar la mente de sus pensamientos.

En realidad, podrías decir lo que quieras para lograr este efecto, pero usar frases positivas te hace entrar en un estado mental de tranquilidad.

4- Concéntrate en lo bueno

Cada vez que sientas que el mundo está en tu contra, concéntrate en pensar en las cosas que están saliendo bien.

A veces es fácil dejarnos llevar por este sentimiento y pensar que no hay nada que esté saliendo bien.

Pero la verdad es que –pensando pesimistamente– las cosas siempre podrían ser peores.

5- Obsérvate

Reconoce las cosas que desatan tu furia y haz un plan para lidiar con ellas. Muchas veces nos ponemos de malas por cosas que no comprendemos.

Aprende a lidiar con esas actitudes y tal como ya lo mencionamos, exprésalas para que los demás conozcan qué es lo que te disgusta.

También comprende que no puedes controlar las acciones de las demás personas, por lo que puedes optar por buscar otras soluciones.

Por ejemplo, si alguien está haciendo ruido, puedes colocarte audífonos o bien moverte de lugar.

Sigue leyendo: Mantén la calma ante el coronavirus