Con el propósito de ofrecer atención médica y medicamentos de manera gratuita y sin restricciones para todos sus beneficiarios, el gobierno de López Obrador creó el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el cual, comenzó a ser vigente a partir del 1 de enero del 2020.

Beneficiarios no tendrán que afiliarse ni pagar cuotas. Para acceder a la atención tendrán que cumplir tres requisitos:

a) Credencial del INE, Clave Única de Registro de Población (CURP) o acta de nacimiento.
b)
Encontrarse en territorio nacional.
c)
No ser derecho habiente del IMSS o ISSSTE.

La creación del Insabi fue aprobada por el Pleno de la Cámara de Diputados en octubre pasado para sustituir al Seguro Popular. 

La presentación de solo esos tres requisitos es suficiente para recibir atención médica gratuita es posible gracias a la modificación del artículo 77 bis 7 de la Ley General de Salud, la cual fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 29 de noviembre.

Este sistema pretende atender a toda la población que no tiene seguridad social y a la población más vulnerable, sin que exista ningún tipo de cuota o retribución por los servicios. Además, se pretende que los trabajadores del Insabi tengan una plaza permanente y dejar el esquema de honorarios.