José María Morelos.- Vendedores ambulantes que solían concentrarse en áreas aledañas al mercado municipal para comercializar sus antojitos, hoy trabajan desde casa, incluso unos haciendo uso de las redes sociales ya como forma de promocionarse para sortear esta crisis que se ha prolongado por casi dos meses.

Un líder de esos comerciantes informales es don Luciano Puc, quien a pesar de no estar relacionado con las tecnologías, tuvo de recurrir a redes sociales para promocionar su venta y en un breve tiempo sus clientes ya lo ubicaban.

“Una semana vino la gente así… buscando, buscando hasta que lo encontró… saqué mi “feis” y lo subimos así, antes no tengo celular, pero conseguí uno, así, así viene la gente a comprar” señaló.

Cuando fueron retirados de áreas aledañas del mercado municipal, estos vendedores ambulantes sintieron que se desplomaba el mundo, pues son personas que viven al día; sin embargo, al paso de las semanas fueron ideando la manera de atraer a sus clientes habituales hasta sus domicilios, por lo que esperan que, al levantarse las restricciones por el COVID-19, puedan volver a su espacio habitual de venta.