iq-ChWfKG3M

Investigadores han encontrado que el plástico que tiramos al océano regresa a nosotros, y llega hasta nuestra mesa.