Algunos fragmentos de microplásticos no biodegradables que permanecen en el entorno son ingeridos por los humanos al comer, beber o respirar 😟