Colombia busca exterminar a hipopótamos de Pablo Escobar que se han criado con tanto éxito, esto debido a una gran preocupación por su impacto ambiental y la seguridad humana.

Un estudio realizado por universidades mexicanas y colombianas señala que los hipopótamos se han extendido hasta el río Magdalena y continúa creciendo de manera constante.

Ante esta situación, los investigadores recomiendan que los hipopótamos de Pablo Escobar sean sacrificados para evitar efectos negativos a largo plazo.

Sin embargo, otros científicos están pidiendo un programa de castración para controlar a su población.

Te puede interesar: COLOMBIA, PRIMER PAÍS DE LATINOAMÉRICA EN PROHIBIR PRUEBAS COSMÉTICAS EN ANIMALES

Colombia busca exterminar a hipopótamos

En la década de 1980, Escobar importó un hipopótamo macho y tres hembras para unirse a su colección de animales salvajes.

A su muerte, otras especies de animales exóticos fueron reubicados, pero los hipopótamos se quedaron porque eran difíciles de capturar y transportar, según el estudio.

Los hipopótamos pronto comenzaron a extenderse por los alrededores, pero los esfuerzos del gobierno para sacrificarlos se detuvieron después de una protesta pública.

En cambio, se inició una campaña de esterilización, pero ha hecho poco para frenar el progreso de la población de los mamíferos.

De 2011 a 2019, cuatro machos fueron castrados y dos hembras esterilizadas, pero esto “no parece tener un impacto importante en la reproducción”, detalla el estudio.

Aumenta su población y representan una amenaza

Actualmente hay más de 80 hipopótamos en el área, frente a los 35 que había en 2012, estiman los científicos.

Los expertos aseguran que de no tomarse las medidads necesarioas, los hipopótamos se seguirán propagando por Colombia

El estudio también cita investigaciones que muestran los efectos negativos de los desechos de hipopótamos en los niveles de oxígeno en cuerpos de agua.

Éstos pueden afectar a los peces y, en última instancia, a los humanos, y plantea preocupaciones sobre la posible transmisión de enfermedades de los hipopótamos a los humanos.

Los animales también representan una amenaza para los medios de vida y la seguridad de las personas en las áreas afectadas, pues comen o dañan los cultivos y participan en interacciones agresivas con los humanos.

En la investigación, los científicos citan incidentes de estos animales que persiguen a personas, así como un ataque de hipopótamos en mayo de 2020 en el que un hombre de 45 años resultó gravemente herido.

¿Crees que esta sea la solución?

Te puede interesar: EXIGEN CESE AL MALTRATO DE TIBURONES GATO EN ISLA MUJERES