¡No las tires al suelo! Sus residuos tóxicos afectan a toda la naturaleza.