Mediante un comunicado, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó tres pruebas serológicas -test rápidos- para detectar COVID-19 en las personas.

Las pruebas serológicas son aquellas que detecta la respuesta inmunológica al patógeno mediante la identificación de los anticuerpos IgM (inmunoglobulina M) e IgG (inmunoglobulina G), en lugar de detectar propiamente al virus, como las pruebas PCR utilizadas para confirmar un caso positivo al SARS-CoV-2.

La dependencia también detalló que al presentar anticuerpos protectores del virus, aún se corre el riesgo de la reinfección.

La presencia de anticuerpos IgM en la prueba indican que el sujeto ha sido expuesto al virus y que tuvo contacto dos semanas anteriores a la prueba.

Mientras que, la presencia de anticuerpos IgG e IgM en forma simultánea nos indica que la enfermedad está pasando su forma aguda.