La precariedad que viven muchos centros de salud de Quintana Roo es una realidad hoy en día. Tan solo el 32% de la población quintanarroense puede tener cobertura médica.

A pesar de que se han invertido millones de pesos para garantizar que todos los ciudadanos gocen de atención médica, la falta de insumos y equipo médico, como de personal, ha sentenciado la salud en el estado.

Cobertura médica solo para el 32%

La Secretaria de Salud (SESA) en Quintana Roo indicó que el estado cuenta con 29 unidades médicas, entre hospitales y centros de salud, sin embargo, la cobertura médica no alcanza para todos.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), su capacidad en cuanto a personal médico, solo le permite cubrir el 32% de la población.

Lo que significa que por cada médico hay 115 derechohabientes; siendo la zona sur la que tiene mayor rezago en atención hospitalaria.

Hospitales en Quintana Roo

Del total de los hospitales, clínicas y centros de salud en la zona sur: 15 pertenecen al municipio de Othón P. Blanco (Chetumal), 12 a Carrillo Puerto, uno a Bacalar y otro a José Maria Morelos.

Sin embargo, hay por lo menos siete centros que salud que fueron construidos con la intención de proporcionar cobertura médica, pero que hoy están abandonados; desperdiciando una inversión de 7.2 millones de pesos.

Dejando a la suerte la salud de decenas de miles de personas que habitan en las zonas rurales de la entidad.

Pues en muchas comunidades no cuentan con médicos ni medicinas, por lo que se ven a la necesidad de viajar y dependiendo de qué tan lejos se encuentren del centro médico, el precio de traslado puede ascender hasta los mil pesos.

Rezago de servicios en la zona sur

Pese a los recursos que se han destinado para lograr cobertura médica en diferentes comunidades, la región del sur de Quintana Roo cada vez más se ha ido rezagando.

De acuerdo con datos de la misma SESA, en el municipio Othón P. Blanco (Chetumal) operan siete centros de salud rurales y seis urbanos, así como dos hospitales en la ciudad de Chetumal: el Hospital Materno Infantil Morelos y el Hospital General, pero no son suficientes para brindar atención a toda la población.

En cuanto a los centros rurales que laboran hasta la fecha son: Centro de Salud Rural Álvaro Obregón, Buena Esperanza, Cacao, Calderitas, Calderón y Caobas.

Mientras que los siete que se encuentran abandonados están en las comunidades de: Sacxán, Revolución, Rovirosa, en la ribera del río Hondo; San José de la Montaña, Ejido Veracruz y Nuevo Canaán, California en la zona limítrofe con el estado de Campeche.

De los centros abandonados, cada uno cuenta con sala de espera, administración, consultorios y aire acondicionado, y se estima que cada uno tuvo una inversión de un millón 200 mil pesos.

Sin embargo, la falta de mobiliario, medicamentos y personal médico, los dejan en una postura complicada, pues sin ellos, no pueden operar.

Campañas de salud

Para contrarrestar la situación, se han enviado las caravanas de salud, pero los habitantes señalan que acuden esporádicamente y no solucionan los problemas de las comunidades, pues no cuentan con los medicamentos suficientes.

¿Qué opinas?

Te recomendamos: SIETE HOSPITALES DE QUINTANA ROO REBASAN EL 80% DE SU OCUPACIÓN