Más de 25 años después del controvertido caso de la oveja Dolly, un grupo cada vez mayor de personas millonarias pagan una fortuna para la clonación de sus mascotas. 

Corea del Sur es el país líder en clonación de animales y produjo el primer perro clonado en 2005. Pero hoy, una empresa en Texas, EEUU, está lucrando con los sentimientos de las personas que han perdido a sus mejores amigos: sus mascotas.

Según explica la empresa @Viagen Pets and Equine, hay una serie de técnicas de clonación específicas, pero normalmente se inyecta un núcleo celular del animal que se desea clonar en un óvulo de donante al que se le ha extraído su material genético.

Luego se hace crecer al óvulo en el laboratorio hasta que se convierte en un embrión, y luego este se implanta en el útero o matriz de una madre sustituta que da a luz a un cachorro.

Te puede interesar: ¿Cómo detectar y tratar un golpe de calor en perros?🐕

La opinión de los expertos sobre la clonación de mascotas

Pero aunque el avance científico ha permitido que la práctica se vuelva más comercial, el procedimiento de clonación de mascotas plantea dilemas éticos, dicen los expertos.

Por su parte, el grupo de derechos de los animales Personas por el Trato Ético de los Animales (@Peta), apunta que las personalidades, las peculiaridades y la esencia misma de los animales simplemente no se pueden replicar. 

Además, invita a reconsiderar a cualquiera que busque traer otro animal de compañía a su vida a adoptar de su refugio local en lugar de fomentar la clonación, una moda cruel para hacer dinero.

¿Tú qué opinas de la clonación animal? ¿Clonarías a tu mascota?

Sigue leyendo: ANIMALES MODIFICADOS SUFREN POR ESTÉTICA