¡Lo que nos faltaba! El gobierno federal retiró el subsidio de energía eléctrica 1F, lo que representará un aumento en el gasto de luz para muchos ciudadanos.

Además, las clases en línea y trabajo a distancia afectarán doblemente el bolsillo de los quintanarroenses.

La tarifa 1F, mejor conocido como “tarifa de verano”, se aplica a los servicios que destinen la energía para su uso exclusivamente doméstico y para cargas que no sean consideradas de alto consumo.

gasto-de-luz

Gasto de luz se dispara

Si bien los quintanarroenses ya atravesaban una crisis económica derivada del COVID-19, la suma de las actividades como el home office y las clases a distancia, representan un fuerte gasto de energía eléctrica.

Se prevé que dichas actividades incrementen hasta en un 400% los recibos de luz de las familias de Quintana Roo al término del subsidio de temporada.

El consumo extra de energía por tener a los hijos estudiando en casa o por el nuevo esquema laboral disparará aún más el costo de la electricidad.

Las familias del centro y del sur de la entidad serán las más afectadas por esta nueva tarifa, ya que los municipios del norte cuentan con una tarifa preferencial que les permite acceder a un mayor subsidio.

La nueva normalidad aumenta gasto de luz

La nueva normalidad para muchos trabajadores y estudiantes afecta principalmente a sus bolsillo; se utilizará más la televisión respecto por las clases, y las computadores para el trabajo o para respaldar la enseñanza de los menores en casa.

Cabe resaltar que aunque el gobierno dice apoyar con los gastos de la luz, cada año se reduce la aportación gubernamental en la época invernal.

CFE no cede

La Comisión Federal de Electricidad rechazó este año la solicitud de la XVI Legislatura, en la que se pedía reajustar las tarifas de energía eléctrica pasando de 1C a 1D en los municipios de Quintana Roo.

Se sugirió reajustar las tarifas de energía a Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, lo que hubiera significado un ahorro mensual de hasta un 40%.

De acuerdo con la CFE, los hogares con la tarifa 1D disponen de 250 kwh “extras” subsidiados a 1.110 pesos cada uno, lo que se traduce en 470 pesos menos que lo que hubiera costado con la 1C.

 Para lograr este beneficio, la CFE consideró que se necesita une temperatura media mensual mínima de 31 grados en la entidad.

A pesar de la contingencia sanitaria y el confinamiento, la CFE ha incrementado sus costos y más de mil familias han sido gravemente afectas.

¿Han aumentado tus recibos de la luz?

Te recomendamos: CFE atenderá a usuarios afectados por tarifas elevadas en Chiquilá