El 2019 marcó la vida de cinco pequeños y la Navidad no volverá a ser la misma: encontraron un hogar y una familia con quien pasar cumpleaños, días festivos y el resto de sus días.

El DIF estatal y la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodefema) en Yucatán ayudaron a que cinco familias recibieran un “regalo diferente” esta Navidad, así sería el caso de Verónica y Freddy, que entre abrazos, llanto y felicidad recibieron a Gael y Gustavo, de tres y siete años de edad, de quiénes se convirtieron en sus padres legales.

La emotiva ceremonia se llevó acabo en el auditoria de la PRODEFEMA, donde estos cinco niños recibieron sus nuevas actas de nacimiento. A demás, María Fritz Sierra, Secretaría General del Gobierno (SGG), pidió a las nuevas madres y padres cuidar, proteger y darle cariño a sus hijas e hijos, con el propósito de que Gustavo de siete, Adriana y Alexis Alejandro, de cinco; y Valeria Estefanía y Gael de tres años, puedan crecer y desarrollarse en un ambiente sano, lograr sus metas, y sobre todo ser felices.

Estos menores empiezan una nueva etapa en la que contarán con una familia que los quiera y proteja.

El proceso de adopción se puede hacer de dos formas: la primera a través del Consejo Técnico de Adopciones, integrado por la directora del DIF Yucatán, la procuradora y el subprocurador de la Defensa del Menor y la Familia, así como integrantes de asociaciones civiles.

El otro procedimiento, es la adopción directa, que se da cuando la mamá o el papá deciden voluntariamente entregar a su hijo o hija a una familia o persona de forma directa, van 32 casos este año.