Cozumel, 24 septiembre.-  Unas 500 familias cozumeleñas perderían su fuente de ingreso diario a partir del cierre del Parque Marino Arrecifes de Cozumel.

Fue cerrado con el fin de evitar cualquier tipo de actividad náutica recreativa para así recuperar los corales que han sido dañados por la rara enfermedad del síndrome blanco.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) decidió que a partir del próximo 7 de octubre la zona arrecifal más popular e importante de Cozumel se cerrarán a toda actividad recreativa, como parte de las Estrategias para la Conservación de Arrecifes Saludables.

Sin embargo, múltiples prestadores de servicios turísticos-náuticos se han mostrado preocupados y se oponen ante dicho cierre, ya que perderían su fuente de trabajo. Las autoridades no les informaron de manera clara la explicación del cierre de esta área natural.

“Aquí nuestra duda es el porqué anunciaron el Arrecife Palancar, Colombia y el Cielo, cuando la zona más dañada es el arrecife Paraíso, el cual se encuentra junto al muelle internacional de cruceros “Puerta Maya” lamentó el prestador de servicios, Víctor Torres.

Asimismo, lamentó que las autoridades ambientales hayan tomado está decisión sin pensar en la afectación económica de la sociedad, aclarando que hay más de 500 en la isla, sin embargo, solo 240 embarcaciones que se tienen registradas en parque marino han acatado todas las normas para evitar un daño al sistema acuático que tiene la isla.

Por su parte, el guía de tour en la Marina Caleta, Fernán Salazar, declaró que el 80 por ciento de la actividad turística en Cozumel depende de los servicios acuáticos, por lo que el cierre dentro del Parque Marino provocará que disminuya el arribo de turismo a este destino.

“Ya hay tours vendidos para esas fechas, con lo que se va a venir abajo toda la buena imagen y economía de Cozumel, hay muchas incongruencias en este tema, por lo que esperemos las autoridades hayan tomado las medidas pertinentes ante esta situación”, sentenció.

Agregó que por cada embarcación son de 3 a 5 personas que estarían perdiendo un aproximado de cuatro mil pesos de ganancias netas diarias.

Por último, señaló que hasta el momento no han tenido un impacto en la demanda del servicio marítimo, por lo que aseguraron que los horarios y tarifas no se han modificado como estrategia para atraer más visitantes al polo turístico.