La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) negó a Julian Assange, creador de WikiLeaks, las medidas cautelares que solicitó para proteger su asilo en la Embajada de Ecuador en Londres. Assange argumentaba que sus derechos había sido violados en la embajada ecuatoriana.

La CIDH tomó la decisión de cerrar el expediente de la solicitud fundamentando que la solicitud de Assange no cumplió con los requisitos de gravedad, urgencia y daño irreparable del reglamento de la comisión.

Con esto, se mantiene vigente el protocolo del gobierno ecuatoriano encargado de las visitas, comunicaciones y salubridad de Assange. El asilo le puede ser retirado en caso de que incumpla con las reglas de convivencia en la legación, lo cual lo pondría en riesgo de ser extraditado a Estados Unidos.