Esmeralda Arosemena, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo que las autoridades mexicanas deben trabajar y dar la verdad sobre lo que ocurrió con los 43 desaparecidos de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, pues “la mal llamada verdad histórica está descartada”.

Durante la presentación del informe sobre el caso Ayotzinapa, la presidenta señaló que se debe investigar a profundidad a los efectivos militares involucrados y aclarar todas las irregularidades en las investigaciones de las que se tiene evidencia. Dijo que es necesario que se procese penalmente a todos los elementos de la policía y autoridades contra las cuales haya evidencia suficiente.

Arosemena enfatizó que no se debe dejar de lado la atención a la víctimas y a sus familiares, particularmente en el caso de los estudiantes que fueron lesionados y las familias de los estudiantes desaparecidos.