Felipe Carrillo Puerto.- Habitantes de la zona maya exigen que el fortalecimiento en materia de prevención del delito se extienda más allá de la cabecera municipal, pues los hechos delictivos están al día en comunidades rurales, tal como es el caso de la alcaldía de Chunhuhub donde los robos han ido en aumento.

Así lo dio a conocer Edwin Estrella Basulto quien resaltó que la alcaldía de Chunhuhub cuenta con cuatro elementos de la policía municipal para atender a más de 9 mil habitantes, y debido al crecimiento de la zona urbanizada y poblacional, ha ido en aumento el índices delictivos, principalmente robos a propiedad pública, privada y transeúntes, causando el miedo y preocupación de los lugareños.

Recordó que en días pasados hubo un robo en el albergue del Instituto Nacional para los Pueblos Indígenas (INPI) en donde se brinda alojamiento y alimentos a más de 80 niños y jóvenes que cursan sus estudios desde primaria, secundaria, bachiller y nivel superior en Chunhuhub y amantes de lo ajeno aprovecharon el receso escolar para hurtar hamacas, instrumentos de cocina y tanques de gas, por lo que los estudiantes carecen de un espacio para pernoctar y para alimentarse durante su estadía semanal.

Por tal motivo hizo un llamado a las autoridades municipales, estatales y federales a que en las estrategias para el fortalecimiento en materia de seguridad también se consideren las comunidades rurales que no están exentas de delincuentes y que es necesario fortalecer la presencia policial para garantiza la seguridad de los habitantes.