Autoridades de China emitieron una advertencia por la aparición de un caso de peste bubónica en la región fronteriza con Mongolia, donde se reportó un caso sospechoso de esa enfermedad.

La Comisión Municipal de Sanidad de la ciudad de Bayannur – en la región septentrional de Mongolia Interior- reveló que un pastor de la zona de la Bandera Media de Urad ingresó a un hospital local en el que se le diagnosticó esa enfermedad. El paciente está siendo tratado y permanece “estable”.

También publicó la alerta sanitaria de tercer nivel de un sistema de cuatro categorías, en donde se prohíbe la caza y consumo de animales que podrían transmitir la plaga.

Pidió a los ciudadanos denunciar si encontraban marmotas u otros animales enfermos o muertos. Ya que en días pasados, se registraron dos casos confirmados de peste bubónica, que había ingerido carne de marmota cruda o sin cocción adecuada en la provincia de Hovd, al oeste de Mongolia.

La peste bubónica, también conocida como “peste negra” en la Edad Media, es una enfermedad causada por una bacteria altamente infecciosa y a menudo letal que suele propagarse a través de los roedores y sus pulgas.