Con motivo del solsticio de verano, el famoso mercado de carne de perro en la ciudad de Yulin, Guangxi al sur de China, abrió sus puertas en medio de la pandemia del coronavirus.

Como cada año, la ciudad China de Yulin celebra su polémico festival de la carne de perro, en donde miles de perros son sacrificados, vendidos, cocinados y consumidos como parte de una tradición que tiene una duración cercana a los diez días.

El festival generalmente atrae a miles de visitantes y, según la tradición de Yulin, comer perro y beber licor hará que la gente esté más saludable durante el invierno

Cabe mencionar que este festival no es una tradición arraigada en la sociedad china, sino que fue creado en 2009 por los propios vendedores de carne de perro para incrementar sus ventas.

¿Qué opinas?