Chiquilá.- Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llegó a Chiquilá para atender a decenas de usuarios afectados con el aumento de sus recibos y uno por uno serán atendidos para analizar su caso luego de que la semana pasada se retuviera a empleados y vehículos de la dependencia.

En este sentido el alcalde de Chiquilá, Valerio Dominguez Mayoral, explicó que los empleados de la dependencia tendrán que atender a todos los afectados con las elevadas tarifas “y si no alcanza el tiempo vamos a exigirles a los empleados que regresen mañana porque tendrán que darnos una respuesta ahora que están los directivos de la paraestatal”.

Aunque por momentos los ánimos parecían salirse de control con el griterío de reclamos de la comunidad, el alcalde logró calmar a la muchedumbre para que uno por uno sean atendidos en privado por los directivos de la CFE que vinieron de la ciudad de Tizimin para atender el reclamo de la comunidad.

En este sentido los empleados que asistieron responden a los nombres de Jorge Aguilar y Marco Moreno encargados de las oficinas de la CFE de Kantunilkín y Tizimin respectivamente.

Cabe recordar que la semana pasada fueron retenidos dos empleados de la CFE con todo y vehículo que llegaron en Chiquilá para cortar el suministro de energía eléctrica en varios domicilios por falta de pago y para liberarlos, los habitantes exigían que llegaran directivos para solucionar estos problemas.