La Red Iberoamericana de Gestión y Certificado de Playas (Proplayas) certificó a la bahía de Xcacel-Xcacelito con el distintivo “Clase 1” por su alto valor escénico del sitio, convirtiéndose en la primera playa certificada en el mundo.

El premio fue entregado en el marco del 22 aniversario del Área Natural Protegida, Reserva Estatal Santuario de la Tortuga Marina “Xcacel-Xcacelito”, cuya protección se debe, a la gran labor de la ciudadanía, quienes han defendido el lugar para evitar la construcción de megaproyectos hoteleros.

La Red Propalayas consta de cinco “clases” y con esta certificación se refrenda el compromiso de la entidad con la protección ambiental que garantiza el derecho humano a un ambiente sano.