La crisis económica derivada de la contingencia sanitaria está afectando a los centros educativos privados de Quintana Roo; tres escuelas presentaron ante las autoridades su baja definitiva y siete analizan la posibilidad de no abrir el próximo ciclo escolar, de acuerdo Silvia Guzmán Carrasco, presidenta de la Asociación de Escuelas Particulares Peninsulares en la zona norte.

Hasta la fecha, hay aproximadamente 300 centros educativos privados que también presentan crisis económica importante, ya que el confinamiento y la modalidad a distancia redujo su matrícula escolar un 40%.

Las escuelas particulares enfrentan un gran reto, pues la nómina se cubre en su totalidad con 10 alumnos y no con cuatro, y al no existir la misma cantidad de inscripciones se complica pagar a los docentes y a todo el personal administrativo.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: Cierre de arrecifes ahoga a comisionistas de Cozumel