El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó sobre la importancia de analizar los contratos eventuales que existen dentro del sistema nacional de Salud respecto a la emergencia sanitaria por COVID-19.

López-Gatell dio a conocer que antes de la contingencia alrededor de 98 mil trabajadores de la salud se encontraban bajo condiciones de contratación precarias, muchos de ellos con contratos por honorarios hasta por 18 años.

Esto claramente es contrario a la Ley del Trabajo y además, contrario a principios fundamentales de la justicia laboral y social”, dijo.

Ante esto, añadió que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) está trabajando en plan que busca regularizar todas las plazas que están bajo esta modalidad.