Científicos en Estados Unidos detectaron por primera vez “células del tiempo” en humanos; un hallazgo sorprendente.

¿Pero qué son y por qué es importante su existencia? A continuación te explicamos el impacto de esta investigación.

Cuando una personas crea recuerdos, no solo los archiva como un hecho aislado en su memoria, sino que el cerebro lo “ordena”, tal como una biblioteca.

De esta manera, lo ubica como anterior o posterior a otros hechos y lo integra en una secuencia de eventos que tengan sentido.

Te puede interesar: COVID-19 PUEDE ENVEJECER HASTA 10 AÑOS EL CEREBRO DE PACIENTES: ESTUDIO

La labor de crear esta secuencia está a cargo de las llamadas “células de tiempo”, unas neuronas ubicadas en la zona del hipocampo.

Estas se activan al momento de crear o recuperar recuerdos y hasta ahora, solo habían sido observadas en ratones.

¿Cómo comprobaron su existencia?

El grupo de investigación implantó microelectrodos en el cerebro de 27 pacientes con epilepsia del Instituto del Cerebro Peter O’Donnell, de la UTSW.

Se les pidió que leyeran una lista de 12 palabras en 30 segundos, resolver un pequeño problema matemático, y luego tratar de recordarlas.

Mientras las personas participantes cumplían con las tareas, estos registraban la actividad eléctrica del hipocampo en sus cerebros.

La activación de estas células predijo qué tan bien los individuos podían ubicar las palabras juntas en el tiempo.

El orden de los recuerdos depende de células

Estas células se pueden definir como una especie de “reloj interno” que te dice a qué hora sucedió un episodio particular

“Parecen estar críticamente involucradas en el ‘orden’ temporal, es decir, en representar la secuencia en la que las cosas ocurren”.

Esta información temporal “es crítica” para la creación y recuperación de recuerdos de hechos específicos, subraya el estudio que se publicó en PNAS.

“Durante años, los científicos habían propuesto que las células de tiempo son como el pegamento que mantiene unidos los recuerdos”, señaló Bradley Lega, investigador principal.

El siguiente paso es entender cómo cooperan con otro tipo de células del cerebro para representar las piezas de información almacenada en la memoria.

Te puede interesar: UNAM ALERTA SOBRE AMIBAS EN AGUAS TERMALES Y JACUZZIS QUE PUEDEN DAÑAR EL CEREBRO