Felipe Carrillo Puerto- La contingencia provocada por el coronavirus no evitó a que una familia realizara el Vía crucis, sin embargo en esta ocasión solo fue acompañado de 4 personas, contrario a años pasados en los que los feligreses se volcaban en las calles para celebrar esta fecha importante para la comunidad cristiana.

Francisco Sosa Avilés, quien representó a Jesús en el Via crusis, señaló que la realización de esta pequeña pero simbólica representación fue una decisión de los integrantes de la familia Sosa Avilés, desde sus padres hasta sus hermanos, que lo acompañaron durante todo el recorrido como muestra de devoción y fe, pero más que nada por los enfermos de coronavirus de todo el estado de Quintana Roo y el mundo, y que por la gracia de Dios puedan encontrar bienestar.

Por otra parte, párrocos de esta ciudad realizaron una misa, que por la contingencia tomaron la decisión de llevar a cabo esta presentación a través de redes sociales y estaciones radiofónicas de esta ciudad y no dejar pasar esta importante fecha para la comunidad cristiana.

Desde los pasillos interiores de la Casa Cural, el sacerdote Francis Carl Kuss L.C. fue el encargado de realizar la lectura de las estaciones vividas por Jesucristo, remembranza que fue transmitida en vivo a través de la cuenta de Facebook de la Parroquia de la Santa Cruz y que fue seguida por cientos de feligreses.