Llena de costumbres y tradiciones, Kantunilkin revivió la bajada de la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción y su tradicional procesión que solo se realiza en el mes de agosto y diciembre, pero ahora fue por el cierre del año de María en el cual asistieron varios sacerdotes de Quintana Roo.

A las 11 de la mañana, dignatarios mayas de esta ciudad bajaron la imagen de la Virgen de su nicho para iniciar con la procesión que consiste en recorrer las principales calles, donde cientos de fieles participaron en el recorrido, mientras que otro grupo de personas cargaban a hombros el altar donde se encontraba la efigie.

Donaciano Poot Chan, presidente del Consejo Supremo Maya, calificó esta actividad como histórica debido a que es la primera ocasión que la virgen es bajada de su nicho en una fecha distinta “generalmente siempre se baja en el mes de agosto por las celebraciones de la Asunción de María y en diciembre para la fiesta de la Inmaculada Concepción”.

Señaló que a petición de la prelatura Cancún-Chetumal, se bajó la efigie para el cierre del año de María y se realizó la tradicional procesión donde participaron miles de personas que llegaron de 10 parroquias de la zona norte del estado.

Luego de más de dos horas de recorrido sin faltar el tronar de cohetones y música de jarana, los fieles regresaron a la imagen de la virgen en la capilla para que los dignatarios mayas la colocaran, cuidadosamente, a su nicho donde permanecerá hasta el mes de agosto cuando se realice la fiesta religiosa en su honor.