De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), hasta el 4 de julio del 2020, Quintana Roo registró 513 casos de tuberculosis respiratoria.

El reporte señala que hasta el 4 de julio de este año, el estado tenía 306 casos más que en 2019, lo que significa que pasó de tener 207 a 513. Esa variación de casos, representa para Quintana Roo un crecimiento de 147% en el número de contagios de tuberculosis respiratoria.

De acuerdo con especialistas, la tuberculosis respiratoria se caracteriza por presentar una tos durante tres semanas o más, que causa dolor de pecho en el paciente y puede llegar hasta la tos con sangre que proviene desde el fondo de los pulmones.

Del total de los 513 pacientes con dicha enfermedad, 322 son hombres y 191 mujeres.

Al igual que el COVID-19, la enfermedad puede ser fuerte y puede ser mortal entre los adultos mayores, mujeres embarazadas, recién nacidos y personas con enfermedades crónicas.