En la grabación que se acaba de publicar, se aprecia al candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio Murrieta, caminando entre la gente, saluda a las personas de mano, mientras que otros simpatizantes le entregan sus peticiones.

Entre la multitud aparece la mano de una persona con una pistola. Apunta a la cabeza del candidato y se escucha la detonación.

Todo es un caos, la gente comienza a correr. Varias personas hacen un cerco alrededor de Luis Donaldo, lo cargan y lo sacan a prisa de entre la multitud. Fue trasladado a un hospital cercano en donde murió tres horas después.

El crimen a pleno luz del día queda registrado en video, y 24 años después por fin sale a la luz. La grabación inédita clasificada como BTC-01 titulado con la leyenda “Atentado a Lic. Colosio” había sido reservada por la Procuraduría General de la República (PGR) hasta 2035, argumentando que su liberación pública representaba un riesgo, pues se relacionaba con una indagatoria y corresponde a la información reservada en noviembre del año 2000, previo al cierre del sexenio del Presidente Ernesto Zedillo.

Cabe mencionar que en 2011, el entonces IFAI ordenó a la PGR dar a conocer los 13 videos del momento exacto del atentado, y en agosto de 2018, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó dar a conocer informes de las investigaciones sobre el crimen que por fin ha sido liberado.

El Sol de México, es el medio encargado de difundir la evidencia del acto atroz en el que el entonces candidato a la Presidencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fuera asesinado el 23 de marzo de 1994, durante un acto de campaña en Tijuana, Baja California.

Culpable bajo reserva

Uno de los momentos que marcaron la historia política contemporánea del país tiene su autor: Mario Aburto Martínez, acusado por el Estado Mexicano de haber matado de dos tiros a Luis Donaldo Colosio Murrieta.

¿Otro dato sospechoso? Es el reo más protegido bajo datos cerrados. Su expediente está clasificado como confidencial y ningún mexicano que no sea él mismo puede tener acceso. Pero para Aburto Martínez sí hay una fecha de liberación, el 23 de marzo de 2039. Cuatro sexenios y volverá a la vida.

Colosio y la verdad del caso ya no.