Con la finalidad de impulsar la inversión, el empleo y nuevos atractivos al estado, tanto para el turismo local como extranjero los diputados locales dispusieron que todos los nuevos casinos que se abran este año no pagarán impuestos.

Cabe señalar que los casinos tendrán que estar ubicados en las zonas turísticas, y deberán acreditar que el 50% de sus clientes sean extranjeros o que no sean residentes en el estado.

Está propuesta fue incluida a la licitación del Poder Ejecutivo sin consulta por José de la Peña Ruiz de Chávez, María Fernanda Trejo Quijano, Wilbert Alberto Batun Chulim, Carlos Hernández Blanco y Eduardo Lorenzo Martínez Arcila, legisladores que integran la Comisión de Hacienda y Presupuesto y Cuenta de la XVI Legislatura.

La decisión fue tomada debido a que en Quintana Roo los casinos son establecimientos de gran demanda. En tres años los 11 casinos del estado han generado entre 700 millones y mil millones de pesos.