qtM5hVgfWjQ

Una casa hecha de manera convencional que vale un millón de pesos; puede costar, si es construida con madera plástica, hasta 30 por ciento más económica.