Cozumel.- Por segunda ocasión la Isla de Cozumel se convierte en un puente humanitario con la llegada del Crucero Carnival Glory, con 76 trabajadores mexicanos libres de COVID-19, incluidos 25 quintanarroenses, tres de ellos cozumeleños, que la compañía repatrió ante la crisis mundial que se vive actualmente por esta pandemia.

El hotel flotante se encuentra atracado en el muelle de Puerta Maya, al sur de la isla, para el descenso durante la noche y madrugada de los mexicanos, donde pasarán por estrictos protocolos sanitarios que se están aplicando debido a la pandemia.

De acuerdo con un comunicado emitido por el presidente municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, los 73 mexicanos trabajaban para la compañía Carnival Cruise Line y debido a la pandemia se quedaron sin empleo, tal y como sucedió con los 68 connacionales que laboraban para la empresa Disney Cruise Line, quienes arribaron a la isla en el crucero Fantasy el jueves 14 de mayo para regresar a sus lugares de origen, al estar desempleados.

Los mexicanos que llegarán en el Carnival Glory harán exactamente lo mismo que los que arribaron en el Disney Fantasy, por lo tanto, serán trasladados en una embarcación desde el muelle “Puerta Maya” hasta Playa del Carmen, para que regresen con sus respectivas familias desde el macizo continental.

El desembarco será vigilado por personal de Sanidad Internacional, con apego a los protocolos correspondientes, como toma de temperatura y aplicación de cuestionarios, información que será compartida con el Comité de Salud Municipal para garantizar el buen funcionamiento y operación del puente humanitario. Posteriormente, pasarán por la revisión migratoria y aduanal.

Cabe recordar que este mismo crucero tuvo un percance en el muelle de Puerta Maya el pasado 20 de diciembre, dejando seis pasajeros heridos.