A través de la pandemia se han ideado diversos dispositivos y caretas para proteger al personal médico del COVID-19.

Roberto Andonegui tuvo la idea de crear máscaras protectoras que permiten una protección completa para el rostro y así evitar la propagación del virus.

Mascarillas para proteger al personal médico

Estas mascarillas están hechas de acrílico, tiene con un grosor de tres milímetros y cuentan con un ajustador que se amolda a la forma del rostro.

Además, se les ha colocado un respirador que es de gran utilidad para los doctores y pacientes que presentan síntomas de la enfermedad.

Te puede interesar: MEXICANOS TRABAJAN EN FÁRMACO QUE IMPIDA INGRESO DEL COVID-19 AL CUERPO

El diseño está pensado para personas que se exponen todos los días a esta enfermedad, como los doctores, enfermeras y demás personal médico.

“Las caretas comunes dejaban una abertura, la cual no protege de estornudos y entrada del aire, entonces decidí diseñar las caretas que protegen la cara en su totalidad”, aseguró Roberto

A raíz de esto, diseñó ocho caretas de acrílico con una máquina láser que permitió protección para más de dos mil personas.

Una de ellas para la odontóloga, Cinthya Hasel, quien opina que la careta es sinónimo de seguridad, pues permite realizar sus actividades sin ser un factor de contagio.

Roberto garantiza a las caretas un utilidad de 15 años y considera que son una alternativa para una protección al alcance de todos.

Diseñan guantes reciclables de un solo uso

caretas-guantes-proteger-personal-medico

El uso de plásticos tras la pandemia ha preocupado a ciudadanos, activistas y científicos que han buscado alternativas para artículos como los guantes.

Así nació Reglove, unos guantes reciclables de un solo uso, que pueden ayudar a mitigar este problema.

Están hechos de alcohol polivinílico (PVA), un polímero soluble en agua, que se puede esterilizar y volver a moldear en un nuevo par de guantes.

Esto se logra usando una máquina que tritura los guantes, enjuaga el material, disuelve el PVA y luego filtra, esteriliza y vuelve a moldear el PVA líquido.

Esto permitirá a los hospitales y laboratorios reciclar los viejos que generan, no importando si estos están contaminados.

El proyecto ganó un premio Internacional y el equipo espera que este tipo de sistema de reciclaje pueda colocarse en todas las industrias.

¿Qué opinas?

Te puede interesar: PRUEBAS COVID-19 FALSAS, HASTA EN 40 DÓLARES PARA SALIR DE CANCÚN