El sábado pasado fueron capturados 11 sicarios mexicanos y uno colombiano con 422 paquetes de cocaína en la frontera entre México y Guatemala, luego de que la Fuerza Aérea Guatemalteca detectara que ingresó un vuelo irregular a territorio nacional.

Las autoridades registraron una avioneta en una pista clandestina en la Laguna del Tigre y al llegar al lugar ocurrió un enfrentamiento armado con personas que los atacaron con armas de fuego. Fueron detenidas 11 personas de nacionalidad mexicana y una colombiana.

En el interior de la aeronave se encontraron 422 paquetes de cocaína y tres tolvas de AK-47 con munición.

La zona conformada por Guatemala, Honduras y El Salvador es considerada una de las más pobres y violentas del mundo debido al narcotráfico y la falta de acciones por parte de las autoridades. Se estima que cerca del 90% de la cocaína que llega a Estados Unidos pasa por este corredor